“Aprendiendo los sonidos aprendemos a leer”

Este año, en el taller de capacitación para profesores desarrollamos el tema de la “conciencia fonológica”, que es una habilidad clave para facilitar el aprendizaje de la lectura y la escritura. El tema se basa en la relación que existe entre el lenguaje oral y el escrito. Es fundamental que los niños adquieran el “principio alfabético”, es decir, asignar un fonema (sonido) a una grafía (letra) y ensamblar los sonidos para leer las palabras, formando así una especie de “puente” entre el lenguaje oral y el aprendizaje inicial del lenguaje escrito. Para algunos niños es difícil aprender a escribir y leer. Los problemas se presentan en el momento de reconocer, identificar y diferenciar los sonidos del lenguaje hablado y transferirlos a las palabras. Los niños pequeños tienen una conciencia escasa de los sonidos del lenguaje. Oyen, perciben una secuencia continua de sonidos, pero no son conscientes de que estos se pueden dividir en palabras, estas en sílabas y que estas últimas pueden estar formadas por uno o varios sonidos. El desarrollo de la conciencia fonológica es un paso previo imprescindible para facilitar el aprendizaje de la lectura y escritura. El taller se dicta in situ (dentro del aula de clases) y está compuesto de diez sesiones, en las cuales se trabajan diversas actividades dirigidas a desarrollar esta habilidad en los niños a través del juego. Por ejemplo, en “Juguemos al Bingo” se usan tarjetas con dibujos de varios objetos, como: mesa, casa, papa, luna, pan, etc. Se mencionan en voz alta los fonemas (ejemplo: /mmm/, /eee/, /sss/, /aaa/ ) y se pide a los niños que identifiquen qué palabra es la que se forma al juntar estos sonidos y que señalen el dibujo de la misma. El taller beneficiará a 1,311 alumnos de primer grado y 39 profesores.